jueves, 3 de marzo de 2011

Elena Román y su Diario


Si en nuestra última entrada felicitábamos a Luis Arturo Guichard, hoy dedicamos esta entrada a Elena Román. Al igual que el primero, Elena es de esas apuestas editoriales que nunca pueden despreciarse ya que, cualquier riesgo, queda paliado con la frescura y el ingenio de su pluma. Elena nos ofrece, en su literatura híbrida, unas lecturas desenfadas y divertidas no exentas de un poso de profundidad. Tuvimos la oportunidad de comprobarlo con A propósito de los cuerpos, aparecida en Litteratos. Ahora, la felicitamos por su Diario de un ascensor en un bloque de dos plantas con azotea, ganador del Premio Andaluz de Poesía "Villa de Peligros", 2010. Enhorabuena, querida Elena.

No voy a saber tocarte.
Cuando no tenga que arrancarme las manos
y soldarlas a las alas de los pájaros que más vuelan
para poder tocarte,
cuando tu tacto sea rehén y cómplice de mi boca
y estés tan cerca de mí como yo de la ignorancia:
te romperás, te derretirás, te arrugaré, te...
Siendo tú de aire y yo de plomo, no,
no sé si sabré tocarte.

1 comentarios:

Carrachina dijo...

Elena la conocí en Luarca como soy poeta valdesana, fui tras ella y la felicité por su andadura, ella me recomendó vuestra editorial para publicar, y en eso ando ahora, espero conseguir romper ese torpe espejo que me impide lanzarme de lleno en la conquista de mis sueños.
Veo que su andadura sigue repleta de éxito y es que además vi en ella mucha sencillez y frescura humana.

Publicar un comentario